Ad
Golombianos

Camilo Páez, el colombiano que se hace un nombre en el Sparta Rotterdam

Foto: Archivo personal de Camilo Páez
Camilo Páez, el colombiano que se hace un nombre en el Sparta Rotterdam
blank

Después de un año en el modesto Westlandia, Camilo Páez Arias ahora está en uno de los clubes más históricos de los Países Bajos –Sparta Rotterdam– luchando por su sueño profesional.

Golombianos habló con este portero bogotano sobre el tiempo que lleva en Europa y sus inicios en la capital, en donde fue campeón de la Liga Sub-16 con Dragon Force –la escuela del F.C. Porto– y tuvo experiencia en Nacionales, así como en el Torneo Maracaná y la Copa BonBonBum.

Foto: Archivo personal de Camilo Páez

Van a ser dos años desde que Camilo (17 años) salió del país rumbo a La Haya para estar junto a su padre a quien lo habían trasladado por temas laborales. El fútbol siempre ha sido la pasión de este joven, por lo que apenas llegó comenzó a buscar una posibilidad.

“Cuando llegué, como fue en agosto, las convocatorias estaban cerradas. Le escribía a los equipos para poder tener una prueba, pero los equipos que me aceptaban eran de un nivel muy bajo y los otros me decían que no. En eso encontré el Westlandia, que queda como a dos horas de acá de La Haya. Ahí quedé como tercer portero de la Sub-17”, comentó.

La oportunidad de figurar más arriba le llegó de la nada, “el primer equipo necesitaba un arquero. Comencé a jugar amistosos y los entrenadores me dieron la confianza, luego se lesionó un arquero y me pusieron de segundo. Comencé a jugar partidos de titular y me fue muy bien. Como al cuarto o quinto partido se hablaba mucho de mí por tener solo 16 años y un buen rendimiento. Aparecí en varios periódicos de acá que decían que era un niño y estaba siendo figura”.

Después de esos pasos firmes, a pesar de no ser una categoría alta, el Sparta Rotterdam se fijó en Páez y lo llevó a hacer unas pruebas que al final le dieron la oportunidad de quedarse allí.

“Es el equipo más antiguo del país y con una gran cantera, ha sacado a jugadores como (Memphis) Depay, Danny Blind… es un equipo de mucha historia. Acá me llevaban lento, me dejaban jugar amistosos y algunos torneos de pretemporada. Fui ganando experiencia poco a poco, entendiendo la filosofía del fútbol holandés. He tenido muy buen rendimiento con el Sub-19 y el Sub-23 del Sparta; jugué como unos 10 partidos y pude quitarle el puesto al segundo portero. Hace poco echaron como a 12 jugadores y a mí, que soy colombiano y llevo poco, me dejaron. Eso me tiene orgulloso”, añadió Camilo.

Foto: Archivo personal de Camilo Páez

A solo unos meses de cumplir los 18 años, el portero colombiano espera poder seguir en el Sparta un tiempo más para luego ver si puede dar el salto a otro equipo o a otro país.

“La idea es seguir acá en el Sparta y cuando cumpla los 18 años a ver qué pasa. Lo que tiene Europa es que de un momento a otro te puedes ir a Bélgica, España, Inglaterra… es mucho más fácil conseguir contratos internacionales y quizás hay un país en el que se me facilite firmar como profesional”, agregó Páez.

Y añadió: “por ahora me gustaría quedarme más años en Holanda, es un país que te enseña muchas cosas en lo futbolístico. Por acá han pasado muchos jugadores históricos y para los porteros es bueno porque es uno de los países en los que más juega uno con los pies”.

Como buen santafereño, este joven espera algún día vestirse con la camiseta del equipo ‘Cardenal’ pero también tiene otras metas: jugar en el Atlético de Madrid y vestir la camiseta de la Selección Colombia.

“Uno acá juega con los otros equipos y hay cinco de selección Holanda, uno de selección Bélgica, otro de selección Marruecos, de Turquía y así. Eso es lo que tiene estar acá. Juego contra ellos y cuando se pierde no es que lo hagamos por goleada, sino por ahí 1-0 o 2-0”, dijo.

Tan buena impresión ha dado que “el último partido que jugué fue ante el NAC Breda y al finalizar el portero de ellos me dijo en español que había tenido muy buen partido. Luego me di cuenta que era Bart Verbruggen, el tercer portero de la selección de Holanda Sub-17”.

Foto: Archivo personal de Camilo Páez

“Unos días después tuvimos un entrenamiento, fueron varios entrenadores de la categoría Sub-19 y el de la Selección Holanda Sub-15. Ahí yo hablé con el entrenador del Breda (Michael Dingsdag), me preguntó si yo era español y si jugaba en la Selección española. Le dije pues que no, que yo soy colombiano y que el problema era que en Colombia no me conocen, nadie sabe que existo y que juego en este nivel. Le pregunté si creía que yo tenía el nivel y me dijo que sí… que él me lo diga, cuando tiene a uno de los porteros de Holanda en su equipo, pues me dio como la chispa de decir que sí tengo el nivel, que puedo lograrlo”, cerró Páez.

<<También te puede interesar>>

(Visited 668 times, 1 visits today)
Golombianos
blank
@GamaCarlosG

Comunicador Social - Periodista Deportivo

More in Golombianos